Si Dios Quiere

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hablando un poco del mundo de los negocios, recuerdo una de esas sesiones de trabajo en que me tocó ser anfitrión de un grupo de ejecutivos extranjeros (de habla hispana) en el 1996.

Cada día en el área de producción y al final del día, revisábamos los resultados, preparábamos una agenda de trabajo para el siguiente día y más de una vez usé la expresión, por ejemplo “mañana completaremos el lote, si Dios quiere” o “mañana revisaremos nuevamente la orden de compra, si Dios quiere”,

Seguir leyendo